Métodos de Secado de las Flores

como secar flores

¿Cómo secar las flores?

Lo bonito de secar las flores es que los métodos más habituales son sencillos y no requieren de ningún equipamiento especial. Es un buen ejercicio para desconectar de nuestras tareas habituales y dedicar una tarde a las flores.

Lo más importante en el secado es que las flores sean frescas y, a poder ser, de nuestro propio jardín. De ese modo nos aseguramos de que las flores frescas no hayan estado almacenadas en frío y garantizamos el éxito en el secado. 


Secar flores al aire:

Seguramente es el método más habitual para el secado y se puede aplicar en cualquier tipo de flor y hojas. 

Se trata de hacer pequeños manojos de tallos intactos de flores y hojas atados con un cordel y colgarlo boca abajo en un espacio seco y sin luz solar directa. Seguidamente esperaremos 3 o 4 semanas dependiendo de el grosor de tallo para asegurarnos que la humedad de la flor se ha evaporado por completo.


Secado en un jarrón:

Aunque parezca un sinsentido, en este método secaremos las flores en jarrón con un poco de agua. 

En un jarrón lo suficientemente alto para que entre el tallo y la flor no se moje pondremos 5 centímetros de agua limpia y fría, dejaremos los tallos en agua limpia hasta que los pétalos estén secos completamente. Este proceso es ideal para la Paniculata o las Hortensias. 


Secado con calor directo: 

Para este método necesitaremos nuestra cocina, de hecho el microondas. Para secar las flores en el microondas deberás extenderlas en el papel de horno sin que se toquen entre sí y cortarlas a la medida que se puedan secar totalmente. 

Nuestra recomendación es secarlas a baja temperatura y en ráfagas de 10 segundos hasta que estén completamente secas sin perder el color. 

flores secas prensadas

Prensado de flores: 

¿Alguna vez has guardado alguna flor en medio de tu libro favorito? Este proceso ya es el prensado de flores. Pero se puede llevar a muchos niveles, usando prensas de madera o la forma más sencilla entre páginas de un libro. 

Para prensar las flores entre un libro, pon el tallo entre una página de papel de diario y guárdalas entre páginas de un libro grueso. Al cabo de un par de semanas seguramente ya estará completamente seco. 


Preservar flores con glicerina:

El secado con glicerina, no es más que, las flores preservadas que tan de moda están. Así que las flores preservadas también son flores secas, salvo que parece más frescas porque tienen la elasticidad gracias a la glicerina. 

En este método disolveremos agua tibia con glicerina en un jarrón y sumergiremos los tallos durante una semana de manera que no se toquen ni se superpongan para que el tallo pueda absorber la solución. Al cabo de una semana ya podemos usarlas para nuestros arreglos. 

En esta entrada te contamos cómo diferenciar las flores secas de la preservadas en más profundidad.

Ahora ya no tienes excusas para hacer tus propias flores secas, recuerda que cuanto más frágil es una flor fresca más difícil que el secado sea exitoso.



×
Cómo secar las Flores: Todos los métodos. – floueri