Cómo diferenciar Flores Secas de Flores Preservadas

Flores secas o flores preservadas: ¿cuál es la flor adecuada para mí? 

Todo lo que necesitas saber sobre este popular resurgimiento floral.

Las flores secas y preservadas han experimentado un resurgimiento en los últimos años, solo echa un vistazo a Pinterest o Instagram, estas plataformas de redes sociales están llenas de impresionantes arreglos florales eternos en bodas y en los hogares. Las tendencias van y vienen, pero la popularidad de esta opción de flor sostenible no parece disminuir en el corto plazo.

A diferencia de las flores frescas, que tienen una vida útil muy corta y requieren cuidados continuos, las flores secas y preservadas necesitan muy pocos cuidados y pueden durar años en las condiciones adecuadas.  

Pero, ¿te preguntas cuál es la diferencia entre las flores secas y las preservadas? Esta es una pregunta que nos la hacen a menudo. Aunque las flores secas tienen una vida útil similar a la de las flores preservadas, tienen una apariencia muy diferente y se someten a un proceso completamente diferente para lograr el resultado final.

Flores secas

Esencialmente, las flores secas se deshidratan, deshaciéndose de su humedad natural. Esto se logra a través de una variedad de métodos y algunas variedades de flores y follaje son mucho más fáciles de secar que otras. Tradicionalmente y con mayor frecuencia, el secado se puede lograr mediante el secado al aire: colgando las flores boca abajo en un lugar fresco, seco y oscuro durante un período prolongado. Los tallos se extienden para garantizar que se sequen de manera uniforme.

Una vez secas por completo, la apariencia de las flores se vuelve más opaca como resultado del proceso de deshidratación. El follaje y los pétalos se vuelven quebradizos, a menudo se encogen y se arrugan, y los colores continuarán desvaneciéndose a medida que envejecen a través del procesamiento natural. Aunque a menudo quedan en hermosos tonos terrosos. 

Las flores secas son delicadas, pero con un manejo cuidadoso y evitando la luz solar directa y la humedad, pueden durar años.


Flores Preservadas

La conservación de las flores es un método científico para prolongar la vida de las flores frescas. Las flores preservadas se someten a un proceso especial mediante el cual se utiliza una mezcla especial de solución de glicerina para reemplazar su savia.

Como resultado de este proceso, las flores preservadas conservan su apariencia y tacto naturales. Son mucho más suaves al tacto y más flexibles en comparación con las flores secas. Las flores preservadas pueden ser sensibles al calor, la humedad y la luz solar; sin embargo, con un cuidado mínimo, las flores preservadas tienen una vida útil prolongada y pueden durar entre 2 y 4 años (o incluso más en un recipiente sellado).

 

Tanto las flores secas como las preservadas son igualmente hermosas para nosotras, la combinación de ambas hacen que los arreglos sean preciosos a la vez que sostenibles. 

Nos encantan los tonos terrosos de las flores secas y, cuando se trata de las flores preservadas, nos encantan especialmente el follaje, las hortensias de colores y la Paniculata, ¡por supuesto!

 

×
Cómo diferenciar Flores Secas de Flores Preservadas – floueri